Crea tu propio jardín vertical en casa

Un jardín vertical es la solución perfecta para tener un pedazo de naturaleza en casa. Hay centenares de maneras de crearlos y no necesitan de excesivos cuidados. ¿No puedes ir a la naturaleza? No te preocupes, te enseñamos cómo llevarla hasta tu casa a través de los diferentes modelos de jardines verticales que puedes encontrar en el mercado.

¿Sin tiempo de cuidar plantas? Jardín vertical artificial

Te encantan la naturaleza, las plantas, los huertos… pero de alguna manera no puedes tenerlos. Es posible que seas alérgico, o que se te mueran irremediablemente -le pasa a más de uno- o que simplemente no tengas tiempo de cuidar tu propio jardín, vertical o no. En ese caso no desesperes, hay muchas opciones para las personas como tú.

El jardín vertical artificial es una modernidad que está a la orden del día en el diseño, tanto de exterior como de interior. Sólo deberás tener cuidado con una cosa: es posible que coja mucho polvo, así que los suyo es ir haciendo limpieza para que no nos encontremos que al final… podríamos tener una siembra vertical de patatas.

El de esta fotografía simula un jardín vertical hecho de ciprés

Un jardín vertical artificial es una buena manera de tener un poco de verde en casa

Pero también lo hay de arce rojo, entre otras muchas opciones. Confiere mucha calidez a los pequeños espacios y se convierte en un elemento decorativo original y muy sencillo de montar.

Jardín vertical en casa, esta vez de arce rojo

Ambos se venden en planchas de 25×25, son aptas tanto para interior como exterior, y se unen fácilmente por un sistema de clip AB. Se pueden recortar al gusto y llevan una protección extra de tratamiento anti UV para asegurar que el color perdure a lo largo de los años a pesar de la acción del sol.

Si las plantas son lo tuyo… Monta un jardín vertical vivo

Existen varias opciones para tener plantas vivas en un espacio reducido, ya sea un balcón, una pequeña terraza o un trozo de pared dentro de casa. Si bien es cierto que hay paisajistas y jardineros especializados en este tipo de instalaciones, con un poco de maña y paciencia puedes montar la tuya propia en casa.

Las plantas de interior, por ejemplo, no necesitan grandes dosis de luz solar.  Pero lo importante es elegir adecuadamente el tipo de plantas y regarlas según sus necesidades. Las más resistentes son las violetas, el anturio rojo, el potus, el ficus benjamina, la peperomia, las cintas,  el espatifilo… si tienes dudas, lo mejor es consultar a un experto.

Espatifilo, una planta de interior con propiedades purificantes

En cuanto a las plantas de exterior… las posibilidades se multiplican entre geranios, rosales, hiedra, sarracenias, toda clase de céspedes y trepadoras e incluso pequeños árboles y centenares de verduras y hortalizas.

Los rosales son las plantas de exterior más comunes

Una opción: el cultivo hidropónico

Una manera de olvidarse de la tierra es optar por el cultivo hidropónico, de esta manera se puede prescindir del uso de tierra que manche las paredes o el suelo.

Macetas de cultivo hidropónico para paredes sin preocuparse por las manchas de tierra

 

Este es un ejemplo de este tipo de macetas, pero las hay de todo tipo y tamaños, y también de precios muy diversos, desde los adaptados a principiantes, a personas versadas ya en este tipo de jardines verticales.

Otro tipo de utensilios para el cultivo hidropónico de plantas dentro de casa es el que funciona a través de macetas en columnas.

Macetas en columna para un jardín vertical dentro de casa

El material es muy duradero y el fabricante aconseja utilizarlo para verduras y hortalizas de fácil cultivo, como el apilo, puerros, plantas aromáticas, lechugas, tomates… Antes de trasplantarlas a macetas de más tamaño. La abertura lateral en el bloque de la esponja protege las raíces de las plantas y facilita su crecimiento y desarrollo.

¿Poco espacio? No hay problema

Ni siquiera el espacio es un problema a la hora de tener un pequeño jardín vertical usando el cultivo hidropónico. Aquí os dejamos un pequeño ejemplo de lo que es una «cucada», un pequeño rincón en el que cuidar y mantener un pedacito de naturaleza dentro de casa.

Un pequeño jardín vertical es posible hasta en los espacios más reducidos

Las mejores macetas para el cultivo vertical de plantas

Ahora que ya sabemos el tipo de plantas que puedes cultivar dentro de casa, y que incluso puede hacerse sin tierra, vamos a ver cómo podemos crear un jardín vertical original y adaptado a nuestro espacio.

  • Maceta para jardín vertical

Maceta especialmente adaptada para jardín vertical

Este modelo es muy útil porque el agua se absorbe a través de la cuerda de algodón y penetra lentamente hacia la matriz del suelo. Cuando sea necesario cambiar la planta, la copa se puede sacar directamente, sin desmontar las macetas superior e inferior. Es un modelo adecuado tanto para el interior como el exterior de la vivienda y tiene conectores intermedios para poder colocarlas haciendo las formas que se requiera.

Bolsas de fieltro para las platas de un jardín vertical

Las hay de muchos tipos. Esta en concreto tiene 72 bolsillos para la siembra. El fieltro cumple con los estándares ambientales, puesto que no es tóxico, es biodegradable, anti ultravioleta, anti corrosión, protector solar… Las bolsas de siembra se cuelgan en la pared y pueden albergar todo tipo de plantas.

Además, se trata de un sistema reutilizable, portátil, económico y práctico. Lo mejor de este sistema es que mantiene las raíces aireadas, lo peor es que se seca la turba con mayor facilidad, con lo que se aconseja un sistema de riego por goteo, o ir vigilando a menudo que la tierra esté húmeda.

Otras opciones para crear un jardín vertical en casa

Maceta de dos bolsillos para jardín vertical

Estas macetas para jardín vertical son especialmente útiles para plantar plantas bajas, suculentas, hierbas y follajes. Se instalan en la pared y encajan perfectamente unas con otras para montar grandes plantaciones, o se disponen de dos en dos para adecuarse a cualquier rincón de la casa o jardín.

Además, disponen de una olla negra interior que se desmonta para facilitar la limpieza y el reemplazo de las plantas. También está adecuada con numerosas perforaciones para que las plantas respiren y el agua no se quede estancada.

Son muy fáciles de instalar, ya que poseen dos orificios dobles en la parte trasera que permite que las macetas se apilen y se cuelguen a medida que las plantas van creciendo.

Huerto urbano vertical , una alternativa al jardín vertical

En casos como este no hay que plantar directamente en el parterre sino ir añadiendo las macetas con las plantas que se desee. Pueden ser lechugas, aromáticas, cebolletas… las opciones de cultivar verduras y hortalizas en casa son variadas, aunque dadas las dimensiones del recipiente, probablemente serán tamaño «baby».

Este en concreto está fabricado con madera de pino nórdico de alta calidad y tratada para poder ponerla en el exterior. Lleva una bolsa con los herrajes necesarios para colocarlo en la pared y viene montado de fábrica.

Macetas apilables en columnas para un jardín vertical diferente

Son ideales en caso de que lo que nos haga falta, precisamente, sea la pared para crear nuestro jardín vertical. En casa una de las unidades caben tres plantas, y pueden apilarse una encima de otra, sin perjudicarlas, y consiguiendo auténticas «columnas de jardines». Son aptas tanto para interior como exterior, pueden apilarse hasta doce unidades y tienen un revestimiento anti corrosivo que las protege de los elementos adversos.

Y por último, un buen manual para no perderse

Esta guía se llama «Cómo construir un jardín vertical», de Martin Staffler. Es de la editorial Gustavo Gili y recoge todos los secretos para construir tu pequeño espacio verde. Sustratos, nitratos, necesidades especiales, agua, raíces, plantas… Hasta 22 proyectos en los que el reciclaje de materiales tiene mucho que ver y 48 plantas fundamentales para montar tu jardín vertical en casa.

Una completa guía para construir un jardín vertical

¡A por ello!

Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *