Economía colaborativa: trabajar desde casa con Trust Investing

Para poder escribir este reportaje sobre economía colaborativa hemos investigado la empresa Trust Investing. En España ya cuenta con un gran equipo que se dedica a ayudar a cambiar las vidas de las personas, y se está extendiendo a gran velocidad, no sólo por sus principios sino también por los beneficios que reporta. Literalmente. Toni Llabrés es uno de sus líderes en Mallorca y hoy nos explica, a través de una cómoda reunión por zoom, cómo ha llegado donde está.

Toni Llabrés tiene 29 años y las cosas muy claras: no va a vender más su tiempo a cambio de un sueldo. Los ingresos pasivos son su objetivo y ayudar a conseguirlos forma parte de su labor -totalmente desinteresada- en Trust Investing.

Antes de llegar a Trust Investing, ya se interesaba por ayudar a los demás
Antes de llegar a Trust Investing, ya se interesaba por ayudar a los demás

Cuéntanos un poco de ti, Toni, ¿cómo empieza tu currículum?

Siempre me ha gustado ayudar a las personas, así que quería opositar para bombero, esa era la carrera que yo había elegido. Estudié primero de aparejador para tener la base que necesitaba para aprobar las oposiciones.

Pero algo hizo que tus planes cambiaran

Cuando era adolescente jugaba a baloncesto, y a los 16 años me hice una lesión. Siempre me ha encantado este deporte porque requiere del trabajo en equipo. Cuando me estaba preparando en serio para opositar a bombero la lesión me frenó en seco. No había ninguna manera de que mejorara lo único que podía hacer era no darle demasiada caña al pie, porque existía el riesgo de quedarme cojo.

Jugador de baloncesto, un juego de equipo, desde muy joven
Jugador de baloncesto, un juego de equipo, desde muy joven

Un jarro de agua fría

Si. Estaba en Granada, una ciudad que no era la mía, en una carrera en la que no quería estar y que únicamente estaba cursando porque era la que más puntos me daba para obtener una plaza… Así que volví a Mallorca. Aquí fuí entrenador de baloncesto durante un tiempo. Estuve mirando diferentes alternativas y al final opté por una formación profesional de grado superior de mecánica de aviones. Me puse a estudiar a tope porque el mínimo para aprobar es un 7,5, y me lo saqué. Y pronto empecé a trabajar en el hangar de una conocida línea aérea.

Para ese tiempo ya te habías casado, tenías una familia y todo iba bastante bien, y sin embargo acabaste dejando el sector

El trabajo me gustaba, pero en las empresas grandes sólo eres un número que tiene que dar un rendimiento. Y tenía algunas opiniones  sobre  cómo hacer las cosas mejor, pero la jerarquía era muy estricta y no había manera de mejorarlas.

Entonces se empezó a hablar de seguridad en la empresa, se hizo una auditoría… se estaba trabajando con material cancerígeno sin la protección adecuada. Por mucho que se diga que los mecánicos se tienen que ensuciar las manos… yo veía mucho veterano fastidiado y calvo.

Y te empezaste a preocupar por tu salud

Y por mi tiempo. Mi manera de pensar empezó a cambiar. Me di cuenta de que estaba regalando mi tiempo a cambio de un dinero, de mi sueldo. Estaba cambiando mi tiempo por dinero. Y no me gustó la idea, así que me hice autónomo.

Un sector bastante maltratado, por cierto. ¿Cuáles eran tus planes?

Surgió la oportunidad de llevar el sonido y la iluminación del teatro de Lloseta. Yo tenía bastante experiencia porque acompañaba a mi padre con  General Music, a casi todos los eventos desde los 14 años.  Me gustaba mucho ese trabajo, pero normalmente yo daba más de mi tiempo. Es algo que no puedo evitar, si veía algo estropeado o que se podía mejorar… lo arreglaba. Si un espectáculo se podía montar en ocho horas, no usaba diez.

Cuando el trabajo es perfecto y los que tienen que actuar se sienten contentos y satisfechos con las labores realizadas, se nota en el escenario. El público lo nota. Pero hacer mejor las cosas y dar mejor servicio tanto a la hora de trabajar como a la de cobrar tampoco me servía porque otra vez estaba cambiando mi tiempo por dinero.

Tengo que resaltar que estaba muy a gusto, disfrutaba de mi trabajo. Pero cambió la concesionaria del teatro, contrataron a otro técnico… y otra vez a empezar.

Equilibro, prudencia y dedicación en todos los aspectos de su vida
Equilibro, prudencia y dedicación en todos los aspectos de su vida

¿Y hacia dónde te llevó la vida?

A una empresa de fontanería y climatización. Me fue muy bien y aprendí mucho, pero entonces empezó la cuarentena y las obras se cerraron. Por suerte yo ya había empezado con Trust Investing. Había investigado todo tipo de franquicias, multiniveles, empresas de inversión de criptomonedas…  Siempre que tenía un momento escuchaba podcast o leía libros de autores como Sergio Fernández o Robert Kiyosaki, el autor de «Padre rico, Padre pobre». Cada vez cambiaba más mi mente y mi manera de pensar.

Padre rico padre pobre, un impulso para avanzar con Trust Investing

¿En qué sentido?

Aprendemos de nuestros padres que tenemos que sacrificarnos para tener una compensación económica. Hay que estudiar para conseguir un buen trabajo, y luego hay que trabajar duro para sacar buen provecho de tu trabajo, un buen sueldo. Pero eso no es así.  Es, como yo ya sentía, cambiar tiempo por dinero.

Yo ya no hago eso. Dicen que en el momento en que te dediques a lo que te gusta, no volverás a trabajar nunca más… Y eso es lo que yo hago. Lo que me gusta, y puedo vivir bien. Y lo que me gusta es ayudar a las personas gracias a Trust Investing.

Háblanos un poco sobre Trust Investing: ¿Qué es? ¿Cuándo empezaste?

Con Trust Investing  empecé en febrero de este año. Empecé a escuchar cosas a principios de enero pero no me decidí hasta un mes y mes y medio más tarde. Me habían ofrecido multiniveles de viajes, de cruceros, de alimentación… pero todos, absolutamente todos, eran negocios en los que había que dedicar mucho tiempo y no sabías si ibas a ganar dinero o no.

Nadie te dice qué ganarás, sin embargo, tienes que hacer una inversión económica inicial, dedicarle mucho tiempo y, en algunos casos, pagar una cuota cada mes. Tú pones tus esperanzas pero no hay una visión de lo que vas a obtener, sólo la esperanza de que vaya bien.

¿Y por qué era Trust Investing diferente?

Al principio, como en todos estos negocios, era demasiado bonito para ser verdad. Investigué al máximo y descubrí que la empresa miraba por las personas, las ponía por encima de sus intereses, y eso es algo que siempre ha congeniado conmigo. Entonces me puse en «modo zen»: lo que a mí me gusta hacer es ayudar a las personas, en el hangar de la aerolínea, en los bolos, en el teatro… Así que esa empresa que ayudaba a la gente a ganar dinero, cuadraba con mi manera de ser. Además, todos los que me conocen saben que soy muy metódico, no me precipito. Por eso confían en mi.

¿En qué consiste Trust Investing?

Es una  empresa que se dedica a gestionar las inversiones de sus asociados a través de bitcoins. Lo hace con gente profesional que contrata, y en todos los mercados. No importa si inviertes 15, 30, 60, 100 euros… o lo que quieras, que la empresa lo va a duplicar. Tu capital está garantizado y, de lunes a viernes, verás cómo crecen los ingresos por la inversión que has hecho.

Cuando yo le hablo a mis amigos, conocidos, a ti, a gente que no conozco… de este proyecto, les gusta. Se apuntan a dar un giro en sus vidas y están contentos. Muchos me dan las gracias por haberles enseñado Trust Investing y por haberles ayudado a entenderlo.

Es decir, si yo invierto 1000 euros… ¿cuánto tendré a final de mes?

La media mensual de ganancias es de un 20%, es decir, unos 200 euros. Y así será durante los próximos diez meses de media. Pero, si decides hacer lo que llamamos interés compuesto, es decir, reinvertir tus ganancias mensuales, en esos diez meses habrás multiplicado por cinco tu inversión.  Y si continúas reinvirtiendo, porque esto no tiene límite, en 21 meses tendrás 2000 euros de beneficio mensual, en 24, 3000, en 26, 4000… Y así consigues tu sueldo vitalicio sin tener que hacer nada. Me explico: si en el mes 26 la ganancia mensual de 4000 la partimos y reinvertimos 2000, siempre estaremos generando una ganancia de 2000 euros mensuales y ese será nuestro sueldo vitalicio: reinvertir 2000 para ganar 2000. Puedes ponerte el sueldo vitalicio que desees, en la tabla, por ejemplo, partimos de una inversión de 1000 euros.

Tabla de interés compuesto aplicada a Trust Investing
Tabla de interés compuesto aplicada a Trust Investing

¿Y no pierdo dinero?

No. Una parte de lo que se gana con las inversiones, que es una cifra inimaginable, se guarda en un colchón, una especie de comodín para que el inversor nunca  pierda y siempre gane aunque sea un 0,1% de su inversión como mínimo diario- la empresa garantiza entre un 0,1 y un 5%-. Otra parte se paga a la empresa y al equipo, y la otra se la lleva el socio.

Sí que suena demasiado bonito para ser verdad…

Lo es. Trust Investing es una posibilidad que las personas a las que se la presento deciden si quieren tomar o no. No hay que forzar a nadie porque  cada persona está en un nivel diferente. Hay quien no concibe ganar dinero con dinero.

¿Y cómo ofreces tu ayuda en Trust Investing?

En realidad no hago gran cosa, no hay nada que me obligue a hacerlo, yo he puesto mi dinero a trabajar y ahí podría haberme quedado. Lo que sí que hago es explicar a la gente que no sabe qué hacer, qué tiene que hacer. Cómo formar parte de la empresa, que no te cuesta ni un céntimo, cómo aprovechar las inversiones, cómo enseñárselo a otras personas… Cada uno se implica con los suyos lo que quiere. Y yo he decidido ayudar a dar a conocer este proyecto y a que las personas ganen dinero.

Trust Investing, una oportunidad de cambiar las cosas

Habrá quien tache a Trust Investing de estafa

Mira -se nota que ha respondido esta pregunta muchas veces- hay varios factores que permiten distinguir las estafas: en primer lugar se trata de empresas que ves a través de un anuncio en las redes sociales. Te dicen que vas a ganar un montón de dinero en muy poco tiempo. Sus porcentajes son irreales. Segundo punto: no sabes dónde está la empresa ni quienes son sus dueños, no hay nadie de referencia, no hay oficinas.

Yo, de Trust Investing, tengo las escrituras de la empresa, he hablado con el CEO, Diego Chaves, con su director de márketing, Fabiano De Lima. Sé dónde están las oficinas centrales y dónde está la delegación española en Madrid…

Los plazos que indica para que la inversión sea rentable tampoco son ninguna barbaridad, quien tenga amigos o conocidos que entiendan de inversiones, sabe que con un buen movimiento puede duplicar su dinero. Tener la seguridad de que vas a duplicar tu dinero en diez meses, no es tanto. Lo que pasa es que estamos acostumbrados a que nuestro dinero no crezca porque en los bancos no hay manera de conseguirlo. Trust Investing ofrece un 10% de beneficio mensual y la retribución es de un 20%.

¿Tienes, de verdad, la documentación de la empresa? Me gustaría verla

Tengo la documentación -se para un momento de hablar- y ahora también la tienes tú, te la acabo de pasar. La transparencia es total: tenemos dónde está registrada la empresa, el registro y el número de abofados, las oficinas de Madrid, sabemos quién está detrás, con nombre y apellidos, tienen sus propias redes sociales… Tienes que pensar que es una empresa que antes de salir al mercado público estuvo dos años probando la estructura para saber si sólo con lo invertido podían mantenerse, es decir, sin necesidad de cuotas nuevas.

Es una empresa sólida, transparente, y lo más importante, nuestro capital está 100% garantizado.

No se trata de una empresa de trading, sino de gestión de criptomonedas. Los bitcoin es lo que permite tener y enviar dinero de una parte a otra del mundo, de manera inmediata, sin importe mínimo y sin gestiones gubernamentales.

Trust Investing contrata a sus propios brokers, a gente que tiene una trayectoria, experiencia y resultados contrastados. Esas personas tienen que estar dados de alta como brokers y tener un seguro que garantice las inversiones que realizan en un tanto por ciento. Con Trust Investing se contrata que el broker no asuma determinados riesgos, pero sí que asuma el 100% de la inversión que realizan los socios.

Toni Llabrés ayuda a las personas a invertir

Has investigado mucho, por lo que parece…

Y sigo haciéndolo. Mira, tú puedes tener 100 euros en el banco, pero ese dinero tiene, en realidad, el valor que le da un gobierno. En Estados Unidos el dólar se basaba en el patrón oro, pero tras la guerra de Vietnam y por muchas circunstancias que ahora no relataremos, se pasó a al dinero fiat, cuyo valor es fluctuante y determinado por muchos factores.

Si el dólar ya no está sujeto a una  cantidad de oro, se pueden imprimir todos los que se quieran por unos pocos centavos, la inflación será insostenible.  Y así no se sanea la economía, sólo se tapan agujeros Por eso hay que buscar opciones que tengan valor propio, como los bitcoin. Pero bueno -en realidad he resumido un poco todo lo que Toni me ha explicado- que yo sólo soy mecánico de aviones-al otro lado de la pantalla, se encoge de hombros y sonríe- y nada más.

Yo sólo digo que la gente que tiene el dinero guardado en el banco se dará cuenta de que no le da nada. Y que en Estados Unidos el 75% de los estudiantes quiere ser empresario, mientras que en España quieren ser funcionarios…

Trust Investing, cómo retirar el dinero

Y eso está mal porque…

Porque nos estamos equivocando. Desde que nos educan en el colegio nos enseñan a ser trabajadores, no emprendedores. Mira, un ejemplo: respecto a la reinserción social de personas que han tenido problemas con el alcohol o con las drogas, está demostrado que aquellos que trabajan a cambio de un techo o de una comida, se rehabilitan más rápido que aquellos que reciben una paga en forma de ayuda. Cuando alguien sale de la cárcel y le dan dos años de paro… uf.

Lo que hay que hacer es intentar guiar a la gente, hay muchas maneras de ser productivo y aportar a la sociedad.

Hablamos un poco más. Del confinamiento, del coronavirus… de que un trabajo fijo no da la seguridad, de que hay que buscar ingresos pasivos, de que Trust Investing puede ser esa manera de conseguir pasivos… Y al final nos despedimos, deseándonos suerte mutuamente. En unos meses volveremos a contactar. Eso seguro.

Y como siempre… si esta entrevista os ha parecido interesante, si queréis más información sobre Trust Investing, contactar con nosotros o contarnos a qué os dedicáis y dónde queréis llegar, por favor, rellenad este formulario. Prometemos contestar.

Una respuesta a «Economía colaborativa: trabajar desde casa con Trust Investing»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *