Siete curiosidades sobre los periquitos

Nunca hablamos de ellos, así que ahí van siete curiosidades sobre los periquitos que probablemente desconocías. Porque si tienes uno de ellos en tu casa, ya sabes que no es un mero pajarillo encerrado en una jaula. Un periquito es mucho más. Tiene su carácter, sus exigencias, sus momentos mimosos, su locura matutina…

¿Aún no conoces en profundidad estos animalitos emplumados? Te invitamos a hacerlo y te aseguramos que te sorprenderán.

Seguro que los periquitos te sorprenden

Aunque están extendidos por todo el mundo, proceden de Oceanía, y ocupan la totalidad del interior del continente australiano. Son aves nómadas que hacen su vida en zonas de matorral, herbazales, sabanas y arboledas despejadas. Como son tan viajeros… los puedes encontrar en cualquier parte del mundo.

¿Sabes distinguir periquito macho de periquito hembra?

Empezamos por algo sencillo: cómo distinguir un machito de una hembra. Lamentablemente la respuesta es extremadamente estereotipada. Veréis. Si la naricilla del periquito es rosa o marrón, el animal es hembra. Y si es azul… es macho. Si, todo un clásico.

Periquito macho y periquito hembra

También es cierto que sus caracteres son diametralmente opuestos. Mientras que el macho se mostrará más cercano y amistoso, la hembra es posible que arranque a picotazos cuando menos te lo esperes. Además, las periquitas son terriblemente territoriales, y no dudarán en emprender una cruenta batalla para defender su espacio. Tenedlo en cuenta si queréis ampliar vuestra familia con plumas.

Los periquitos pueden hablar

¿No lo sabías? Al igual que los loros, los periquitos tienen la lengua redonda, característica que les permite modular palabras. Si sólo tienes uno y te dedicas a repetirle lo mismo muchas veces, muy pronto lo escucharás «hablar» y decir exactamente lo mismo que le digas.

Los periquitos pueden hablar

Ve con cuidado, porque a veces se ponen creativos y no repiten justo lo mismo que les has enseñado sino… cualquier otra cosa que pillen al vuelo, nunca mejor dicho.

Usan su pico y sus plumas para comunicarse

Se trata de una especie de lenguaje corporal, como el que desarrollan las personas. Sólo que los periquitos utilizan sus plumas y su pico para comunicar sus emociones. Si de repente está muy flaco, es decir, con todas las plumas pegadas al cuerpo y tratando de pasar lo más desapercibido posible… es que está asustado.

Si está incómodo o piensa que tiene que defenderse, levantará las alas y erguirá las plumas para parecer más grande y amenazador. Sin embargo, si está tranquilo y relajado se hinchará como un pequeño almohadón y reposará tranquilo en su columpio o en su barra.

Periquito tranquilo

Si se acicalan y se peinan es que están de buen humor, e incluso con el pico, prodigarán besitos a sus compañeros, tanto humanos como pájaros.

Se dan besitos para proclamar su cariño

Son animales muy sociables  y les gusta formar parte de una manada

Siempre que las hembras estén felices con su territorio, y nadie se inmiscuya en su terreno, los periquitos serán sociables y vivirán felices en manada. Eso sí, no se relacionarán de la misma manera con sus humanos.

Cuando viven solos con personas, consideran que los demás son periquitos como ellos, así que no es de extrañar que quieran interactuar. Muchas veces los dueños permiten que los periquitos ejerciten sus alas volando por una habitación y, cuando hay la confianza suficiente, no es extraño que los animales se posen sobre cabezas u hombros, como muestra de camaradería y cariño.

Periquito mostrando su confianza

Pueden sufrir con la soledad y la depresión

Si estaban acostumbrados a tener una pareja o un compañero en la jaula, y éste desaparece, los periquitos pueden sufrir depresión y tristeza. También si son ignorados por los humanos o si sienten que no son queridos.

Sufren tristeza y depresión

Los periquitos son animales muy inteligentes. Si durante un tiempo no vas a poder estar pendiente de sus necesidades sociales, cómprale un espejito, y provéele de un columpio o algún juguete que le permita hacer ejercicio y sentirse acompañado. No será extraño que tu perico «hable» con su reflejo en el espejo, e incluso que le ofrezca comida.

Los periquitos adoran los espejos

Pueden desarrollar obesidad y otras patologías humanas

Algunos criadores sobrealimentan a los periquitos para que sean fuertes, pero en realidad pueden hacer que sufran de obesidad, si no les ofrecen la posibilidad de hacer ejercicio que necesitan.  Además pueden desarrollar asma y bronquitis, con lo que es importante que no estén en medio de una corriente, y estar pendientes de su estado de salud en general.

Darles una alimentación adecuada y asegurarse de que se ejercitan, ya sea practicando el vuelo u ofreciéndoles distracciones dentro de su jaula, les ayudará a estar sanos y felices.

A los periquitos les encanta bañarse

Como casi todas las aves, los periquitos, además, adoran un buen baño a primera hora de la mañana, e irse a dormir pronto por la noche. Si colocas a tu periquito cerca de un recipiente con agua, o directamente lo colocas al lado de un chorrito del grifo, verás cómo revolotea feliz de remojarse por completo. Durante un ratito estará feo, pero en seguida recuperará la belleza y suavidad de sus plumas.

Son únicos

Y con ello no queremos decir que cada uno posea su propia personalidad, que también. Los periquitos proceden de la familia Melopsittacus, y punto. No hay ramas, ni subramas, ni subespecies ni variaciones. Son animalitos únicos.

¿Te gustan los animales? Esta es la primera vez que hablamos sobre periquitos, pero anteriormente hemos hablado de perros y gatos. Puedes leer estas entradas aquí.

“Alicia Catalá Prat participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces a Amazon.co.uk/ Amazon.de/ de.buyvip.com/Amazon.fr/Amazon.it/it.buyvip.com/ Amazon.es/es.buyvip.com.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.